Sensaciones por el Pirineo (5). Tristaina, espectáculo azulado.

Tristaina tiene un poco de todo lo que espera un montañero cuando busca un bonito rincón del Pirineo. En esta zona de Andorra encontramos una bonita cima, lagos impolutos, marmotas, caballos, rododendros, cascadas… Un espectáculo que parece estar pintado en un lienzo por las manos no de un pintor, sino de un poeta de la naturaleza.

Y en este grandioso espectáculo predomina el azul impoluto del cielo y el azul turquesa de sus lagos en los que se reflejan las crestas de las cimas del circo que los rodean. Uno no puede más que admirar tal belleza y yo me quedo siempre sin palabras. Escribo estas líneas desde el apacible confort de mi habitación  de hotel tras haber ascendido por primera vez los 2.878 metros de altura del Pico de Tristaina, una mole casi piramidal que domina este valle glaciar de altura. Muchas veces son las que he visitado sus tres lagos para pescar sus bonitas truchas y salvelinos y aunque la facilidad de acceso masifican en ocasiones estas masas de agua, nunca pierden su encanto y siempre hay momentos del año en los que solo se puede respirar paz. Pero si nos animamos a caminar un poco más y fijarnos como objetivo la cima que domina el valle, la soledad está garantizada y saborearemos una de las ascensiones más hermosas de todo el Pirineo. Tras extasiarnos con la belleza salvaje del estany de Dalt, el lago superior de Tristaina, ya que está situado en una cubeta perfecta, donde el verde de las verticales montañas se funden con el azul de sus aguas, enseguida ganaremos altura y a cada mirada tras nuestros pasos, nos sucederá una sonrisa. Poco a poco, sin prisa pero sin pausa, la alta montaña nos envuelve en paisajes pirenaicos donde las voces de los turistas son sustituidas ahora por el silbido de la marmota o el grito del águila dorada. El rebeco y el muflón quizá también nos vigilen de lejos sin darnos cuenta. Nuestro objetivo es evidente pues la mole del Tristaina nos llama poderosamente como la Diosa Perséfone atraía a los incautos a su Inframundo. Si bien no es una ascensión complicada sí que deberemos tener en cuenta que nada tiene que ver el acceso a los lagos con la subida a la cima. A partir del tercer lago las rampas son considerables y tras solventar una ladera herbosa bastante inclinada con varias lazadas llegaremos al tramo más difícil y expuesto. Hay que superar una pared de roca vertical por distintos pasos donde deberemos ayudarnos de pies y manos con gran agilidad, buscando siempre el mejor apoyo y bien concentrados, pues un error aquí seria fatal. Bien es cierto que es el tramo que le da a la ruta ese toque de aventura tan especial de alta montaña donde la adrenalina se dispara. Una delicia  para disfrutar sin miedo pero con precaución. Superado, ya solo nos falta pisar la cima que hace frontera con Francia para admirar un espectáculo en 360 grados. Posiblemente será una de las cimas más hermosas que hayamos visitado, no me cabe la menor duda. A nuestros pies tenemos toda Andorra y distinguiremos todas sus cimas, poniendo especial énfasis en los lagos de Tristaina, que desde esta altura son una preciosidad. La Tossa Plana de Lles, el Cadí, la Pica de Estats, el Aneto…nuestra vista se pierde en Francia, donde el majestuoso lago Forcat a nuestros pies, nos regalará una fotografía de ensueño. Las montañas del Ariège dan paso a un mar de nubes que se pierde en el horizonte francés como una alfombra blanca de algodón. Desde aquí, solos, tocando el cielo con las manos, estaremos más cerca de Dios que nunca. Un azul único nos envuelve y nos hace sentir, como en todas las cimas que pisamos, lo pequeños que somos ante el mundo y la naturaleza. Los minutos que he estado en esta cima han sido sin duda los más hermosos que he pasado en la cúspide de una montaña, pues la inspiración por lo que más amas fluye sin remedio. Tras este baño de éxtasis, solo queda acercarnos hasta el lago secreto, mi lago encantador, solo a la vista de los más observadores, donde  volveremos a sentirnos pequeños y a disfrutar del silencio. Andorra en estado puro.

Anuncios

2 thoughts on “Sensaciones por el Pirineo (5). Tristaina, espectáculo azulado.

  1. Hermoso lugar Toni 😀 woww,!! Te la pasaste genial disfrutando de esas vistas increíbles que como dices tú las dibujo un poeta: Dios..
    Y es seguro encontraste unos peces preciosos jejeje
    Besossss !!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s